Opinión

Desapariciones de personas y negligencia en su búsqueda

Por: Juan Miguel Ramírez. En los primeros tres meses del 2023, en el estado de Guanajuato se registraron más de 600 personas desaparecidas ante la Fiscalía General del Estado, la Comisión Nacional de Búsqueda y otras instituciones. Situación que demuestra que las violaciones han sido sistemáticas y las desapariciones recurrentes. Lamentablemente se han encontrado varias fosas comunes cerca de centros urbanos, carreteras transitadas y comunidades rurales pobladas.

La Comisión Nacional de Búsqueda indica que la cifra actualizada al 15 de abril de 2023 de personas desaparecidas en Guanajuato es de 3 mil 666 personas.  Aunque se desconoce el tamaño de la llamada “cifra negra”, formada por las personas que no han denunciado ya sea por miedo, amenazas, desconocimiento, imposibilidad de desplazarse, rechazo de la denuncia por el Ministerio Público o complicidad de autoridades locales con el crimen organizado.

Irapuato, Celaya, León, Salamanca y Pénjamo siguen siendo, en los últimos 5 años, las ciudades con más personas desaparecidas en términos absolutos con 411, 376, 361, 179, y 140 casos respectivamente. Por lo que en la entidad existen 20 colectivos de búsquedas, principalmente integrados por mujeres buscadoras.

El estado de Guanajuato es la entidad más peligrosa del país para ejercer el derecho a buscar y ser buscado. El 2 de mayo de 2023, la defensora de los derechos humanos Teresa Magueyal fue asesinada a tiros por un grupo de hombres armados no identificados, cuando circulaba en bicicleta por la zona de San Miguel Octopan, en el municipio de Celaya. Teresa solo buscaba a su hijo José Luis Apaseo Magueyal, de 31 años, desapareció en el municipio de Celaya, y a personas desaparecidas en el estado de Guanajuato.

Teresa Magueyal formaba parte del colectivo “Una Promesa por Cumplir” conformado hace dos años por familiares de personas desaparecidas de diversos municipios de la zona Laja-Bajío. El objetivo de este colectivo, con sede en el municipio de Celaya, es que las familias continúen la búsqueda de sus seres queridos ante la falta de investigación o respuesta efectiva por parte de las autoridades.

Pero antes cinco buscadoras de desaparecidos habían sido asesinadas: Rosario Zavala Aguilar en 2020, Francisco Javier Barajas en 2021, Ulises Cardona Aguilar en 2022 y María Carmela Vázquez en 2022. Convirtiendo a Guanajuato entre los estados más letales para los defensores de derechos humanos que buscan a personas desaparecidas.

Esperamos que las autoridades garanticen la seguridad de todas y todos los guanajuatenses, que cesé la desaparición de personas en lo general, y en lo particular que se acabe la impunidad y desprotección de los defensores de derechos humanos que forman parte de colectivos de búsqueda de personas desaparecidas. Se necesita poner verdaderamente atención a este problema.

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:Opinión