Opinión

Ecologistas de ocasión

Por Juan Miguel Ramírez : La contaminación ambiental se ha convertido en una problemática que ha tomado proporciones de gran magnitud. Por muchos años las autoridades minimizaron el tema y hoy en día nuestros municipios requieren medidas contundentes que nos permitan solucionarla. Las acciones que deben tomarse tienen que ser medidas integrales y articuladas que vean al problema con un enfoque múltiple.

Celaya, además de ser una de las ciudades con más homicidios a nivel nacional, destaca por ser uno de los municipios con mayor contaminación en Guanajuato, en la atmósfera hay una fuerte contaminación por emisiones de gases y partículas suspendidas provenientes de diferentes fuentes como son: Uso desmesurado del parque vehicular, polvos de terrenos baldíos y caminos sin pavimentar, industrias, ladrilleras, comercio, vertidos de aguas negras, residuos de combustibles quemados, incendios, drenajes, entre otras.

Los altos índices de contaminación del aire han propiciado en Celaya el aumento de enfermedades respiratorias, infartos, enfermedades al corazón, cáncer al pulmón y enfermedades respiratorias crónicas.

La contaminación del agua es un tema delicado, hay denuncias sobre el agua que brinda el gobierno municipal de Celaya y otros municipios “está contaminada”, ya que se ha comprobado que el agua que sale de los pozos, sobre todo de las comunidades, tienen niveles altos de arsénico, manganeso y flúor. Este problema entre otras cosas se genera por la sobreexplotación del acuífero del Valle de Celaya, por la falta de plantas de tratamiento de agua industriales y sanitarias, por no promover una cultura de la conservación del agua, por la contaminación industrial, por los agroquímicos y residuos industriales, metales pesados y cloro.

En cuanto a la contaminación del suelo y subsuelo se da por la disposición de basura en terrenos baldíos y sitios clandestinos, el aumento en la generación de basura, la pérdida de la cubierta vegetal por uso de plaguicidas y pesticidas en zonas agrícolas, la expansión de la mancha urbana, por la mezcla de residuos sólidos, por los cambios de uso de suelo y perdida de suelo debido a la deforestación. En biodiversidad hay tráfico de especies y cacería en las zonas que todavía conservan vegetación natural, hay desconocimiento generalizado del valor de la biodiversidad del municipio.

En la cuestión ambiental se necesita el compromiso del municipio para tomar medidas como prevenir la contaminación desde su origen, impulsar una reforestación masiva, exigir realización permanente de auditorías ambientales, protección de áreas verdes, impedir la industrialización desordenada, aprovechar la conversión de fuentes de energía, mejorar la eficiencia y la cobertura del transporte público, sancionar y dar seguimiento a fin de que las empresas mejoren sus sistemas de purificación para no emanar malos olores, plantar árboles, más inversión a la movilidad sustentable a favor de peatones y ciclistas, ahorrar agua, separar la basura, recuperar la interrelación con la naturaleza, entre otras.

El cuidado del medio ambiente garantiza una mejor calidad de vida para nosotros y para las siguientes generaciones. Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol, Exijamos y participemos activamente.

You may also like

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in:Opinión